Baleado educador sindicalista en Filadelfia, Caldas, Colombia

VIRTIN RED INFORMATIVA  • Publicado el Febrero 28, 2009 a las 1:07 PM Por: Escuela Nacional Sindical

Profesor José Jair Valencia AgudeloEl docente José Jair Valencia Agudelo, profesor del colegio Crisanto Luque del corregimiento Samaria, municipio de Filadelfia, norte de Caldas, fue baleado en la mañana del jueves 26 de febrero por dos sicarios en moto cuando se desplazaba desde su sitio de residencia hacia su lugar de trabajo.

Valencia Agudelo, miembro de Educadores Unidos de Caldas, Educal, y reconocido en el municipio por su activismo sindical, recibió de los sicarios seis disparos en diferentes partes del cuerpo. Su estado de salud, de acuerdo con el parte facultativo, es reservado y permanece bajo estricta vigilancia médica.

Según un comunicado de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, el profesor José Jair desde hace algún tiempo venía denunciando amenazas en contra de su vida, por lo que fue trasladado inicialmente desde el corregimiento de San José al de Samaria. Sin embargo había expresado que en ese sitio tampoco había garantías para su vida. Pese a ello, José Jair no tenía ningún tipo de medidas de protección. Es más, personas allegadas a su familia dijeron que esta misma semana la Secretaria de Educación del departamento le había negado una vez más su solicitud de traslado en su condición de docente amenazado.

Al tiempo que anunció denuncias ante la opinión pública nacional e internacional por este nuevo hecho de violencia contra el sindicalismo colombiano, la CUT le exigió al gobierno el esclarecimiento del atentado y clama por justicia y reparación.

Un sindicalista asesinado cada semana

No es nada halagüeño el panorama en lo que respecta a la violencia contra directivos y activistas sindicales, pues en lo que va transcurrido de 2009 han continuado las amenazas, los hostigamientos (llamadas telefónicas, mensajes de texto y e-mails) y los crímenes: 4 sindicalistas (dos de ellos educadores) perdieron la vida por hechos de violencia desde el pasado 28 de enero, o sea un sindicalista asesinado cada semana.

El último caso fue el del educador Leoncio Gutiérrez, afiliado al Sutev, subdirectiva del municipio de Toro, Valle del Cauca, hecho ocurrido en la mañana del viernes 20 de febrero, en un hotel de este municipio.

El 15 de febrero el turno de muerte fue para el educador Guillermo Antonio Ramírez Ramírez, miembro del sindicato de Belén de Umbría, Risaralda. Fue baleado mientras departía en una cafetería de este municipio.

En el municipio de Barrancabermeja, Santander, el 12 de febrero fue asesinado Luis Alberto Arango Crespo, presidente de la Asociación de Pescadores y Agricultores del Llanito, y dirigente de la Asociación de Pescadores Artesanales del Magdalena Medio, Asopesam.

Y el 28 de enero, en el municipio de Sabana de Torres, también en Santander, se registró la desaparición y posterior asesinato del sindicalista de la Asociación Agraria de Santander Asogras, Leovigildo Mejía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: